domingo, 11 de marzo de 2012

Cultura... una de las palabras más difíciles de generar... o no tanto

Uno de los temas para mí más interesantes.
Tiene que ver con un grupo de personas reunidas por algún motivo, tiene que ver con la que dinámica que generan, y con lo que consiguen hacer o no a partir de esa dinámica.
Esto aplica casi a cualquier cosa...

En el post What Is Your Favourite, Deep, Elegant Or Beautiful Explanation? estaba la referencia a Dan Sperber, un tipo que estudiaba el tema de la cultura. El concluía que la cultura es lo que queda a partir de la transmisión de ideas. Tenía que ver con 2 elementos principalmente que ocurren entre un grupo de personas:
- lo que se comunica
- lo que cada individuo internaliza

Una primer leida puede dejar la idea de que esto es una pavada pero, haciendo el esfuerzo por el sólo hecho de que uno de estos cerebros de Edge eligió esto como LA explicación entre todas, la segunda leida deja bastante más.


Vale destacar lo bueno de esta explicación.
En primer lugar, no tiene muchas vueltas... Siendo un tema tan importante, qué bueno que no sea complicado entender cómo funciona.

En segundo lugar, se vuelve bastante claro que el hecho de que, vislumbrar la cultura de un grupo de gente requiere simplemente hablar con algunos de sus integrantes, y detectar patrones, temas comunes, palabras repetidas, argumentos, opiniones, etc.
¿ Por qué es bueno esto? Porque esto es algo natural, esperable que ocurra. Se da el encuentro entre lo que uno se imagina que debería ocurrir y la realidad.
La cultura no es algo etéreo, algo difícil de definir... es casi lo que está en la cabeza de la mayoría. Y Mateo dice: "De la abundancia del corazón, habla la boca".

En tercer lugar, la definición tiene en cierto sentido un mecanismo de control incorporado. La palabra clave que expone esto es "internalización". 
Si la cultura fuese solamente lo que uno dice, el discurso definiría la cultura, con las consecuencias malas que todos nos imaginamos. Bastaría con hablar solamente para generar cultura.
La exigencia de la internalización implica una aceptación del oyente para tomar lo comunicado y hacerlo propio (para luego él también transmitirlo). Si uno no come vidrio, si me dicen cualquier cosa, no lo internalizo, y listo. Corto así el intento de generación de cultura de ese "cualquier cosa".
Si quienes tienen a su cargo la generación de la cultura son personas abiertas, dispuestas a dialogar, esta exigencia de internalización puede ser algo positivo, porque la duda que un mensaje genere en una persona puede hacer que esa persona exponga la contradicción y, como consecuencia de eso, se mejore el mensaje. ¿El resultado? Una cultura mejorada, reforzada, e internalizada.


Ahora bien, ¿qué puedo llevarse uno como enseñanza de todo esto?

Uno puede llevarse, por ejemplo, la respuesta a la pregunta "¿Cómo se genera una cultura determinada?".

Muy fácil: 2 tareas tienen que hacer los reponsables del grupo o equipo:

  1. Sembrar en todas las interacciones del grupo los elementos que ellos quieren que forme parte de la cultura.
  2. No dejar nunca de hacer referencia explícita a los elementos que ellos quieren que forme parte de la cultura.
Por ejemplo, ¿cómo genero una cultura de superación permanente?
Y bueno:
  • en todas las interacciones grupales y personales que tenga, haré específica mención del tema, mostrando cómo la organización viene superándose respecto a su historia, cómo yo me estoy superando, qué obstáculos estoy encontrando pero cómo voy consiguiendo mejorar lo que hice antes, y preguntando cómo le está yendo a la otra persona, sobre todo en las reuniones de evaluación. "¿En qué aspectos considerás que en este período superaste lo que habías alcanzado antes? ¿En cuáles no? ¿Cuáles querrías mejorar el período que viene?"
  • Además, cada vez que encuentre un artículo o referencia a un ejemplo concreto de superación permanente, me voy a ocupar de difundirlo para que todos puedan verlo.
  • Voy a tener que pensar en algunas palabras o conceptos que me gustaría que estuvieran presentes en el vocabulario que usemos, y que reflejen esta cultura. Por ejemplo: superación, mejora, aprendizaje, eficiencia, más y mejor, automotivación, parados sobre lo que alcanzamos el período pasado, autoconocimiento, crítica constructiva, entre otros... Tendré que tener paciencia hasta ver cómo esos conceptos empiezan a ser parte del día a día, por lo que pasa a ser fundamental la perseverancia. Lo más importante es que quienes empiezan con este trabajo no lo dejen por la mitad.
  • Es igualmente importante que tomen su lugar en la organización y se comuniquen regularmente con el grupo. Es una instancia para fortalecer el mensaje y también dar lugar a que surjan planteos o necesidad de aclaración de algunos puntos para reforzar la cultura.

Todos los líderes de equipo pueden o no tomar la responsabilidad de generar una cultura determinada. Bastante seguido me acuerdo de Jack Dorsey. En su momento había escrito que por laburar 16hs por día estaba del tomate, pero que por dedicarle 16hs x semana a "The company and its culture" era un maestro.

Cuánto más fácil es conseguir resultados con la cultura adecuada. Cuánto más fácil evaluar si contratar o no a una persona en base a qué tan cerca o alejado está de la cultura del equipo (les suena eso de "cultural fit"?).

Termino con una referencia a Oscar Alvarado, argentino, que murió el 8 de septiembre de 2010, con 50 años nomás. Oscar fue un referente dentro del sector agropecuario local. Era Presidente de El Tejar y por algunos años jefe de un íntimo amigo. La búsqueda en Google les va a explicar mejor... pero por este amigo me llegó durante mucho tiempo casi de primera mano el espíritu que infundió en El Tejar, el corazón que le ponía a las cosas, la diferencia que hacía su presencia, y lo bueno que era. Un gran generador de cultura. De las buenas.

2 comentarios:

  1. Muy bueno. La creación de cultura respecto al punto que hacés sobre la internalización es MUY desafiante al principio y nececita un liderazgo fuerte que tenga claro el objetivo, sea perseverante y disponga los medios concretos y recurrentes para que se desarrolle, tal como lo dijiste. Lleva tiempo, pero una vez adquirida, transforma todo!

    ResponderEliminar
  2. Lo que más creo que hace falta es el convencimiento de quienes lideran equipos de que la cultura es algo que puede y DEBE crearse...
    Es un tema tan importante como ese 20% de tiempo que Dorsey le dedica.
    Lo segundo que más hace falta es el trato frecuente y sobre todo regular de los líderes con toda la organización. Esto es lo que se llaman Town Halls, All-Hands Meetings, etc. Es un momento buenísimo justamente para generar cultura. En LinkedIn es una vez por semana. En otras cías son una vez cada 2 meses. Hay que probar y encontrar la frecuencia propia, y hay que ir preparado justamente con la idea de iluminar conceptos, actitudes, logros o problemas justamente desde la óptica de la cultura que se buscar.

    ResponderEliminar