lunes, 23 de abril de 2012

Trabajar tiene un sentido

Me pareció muy buena la idea de Walmart de lavarle la cara su página web de empleos, y empapelarla con preguntas del tipo "¿Qué tal si...?" específicamente destinadas a movilizar a los que todavía tienen algo de pasión adentro suyo.

Difícil no mirar con cariño algunas de esas preguntas:
¿Qué tal si te decidieras a cambiar el mundo de los negocios y te encontraras con una compañía con innumerables oportunidades para hacerlo?
¿Qué tal si pudieras cambiar la manera en la que la gente compra?
¿Qué tal si tuvieras la tecnología de la cadena minorista más grande del mundo en tus manos?
¿Qué tal si una sola idea te permitiera hablarle a casi cualquier mercado del mundo?
¿Qué tal si pudieras ayudar a generar la próxima generación de líderes?

Más allá de qué tan real sea esto una vez que uno entra a Walmart a trabajar, vale la pena parar cada tanto la pelota y volver a acordarse o encontrar el sentido de lo que uno hace.

Pienso en organizaciones con o sin fines de lucro, que tienen como objetivo crear valor para usuarios o comunidades en serio.

Por ejemplo, la Fundación Grupo San Felipe, que trabaja con jóvenes de Añatuya (provincia de Santiago del Estero) y del barrio de Retiro en la Capital Federal, tranquilamente podría poner en su página:
¿Qué tal si pudieras ayudar a cambiar la vida de un solo joven? (Programa de Becas)
¿Qué tal si tu objetivo anual dentro de una fundación fuera lograr que un grupo de chicos de 16 años entienda por qué vos defendés la vida? (Programa de Formación)
¿Qué tal si pudieras transformar la manera en que una ciudad entera usa internet? (Centro de Informática en Añatuya)

Me acuerdo también de Enseñá por Argentina... ellos podrían poner:
¿Qué tal si tuvieras si tuvieras un año para transformar la educación de un grupo de chicos?
¿Qué tal si tuvieras como objetivo convertirte en el mejor profesor del mundo en la materia que más te apasiona?
¿Qué tal si navegaras contra la corriente y te convirtieras en educador, aunque fuera sólo por 2 años?
¿Qué tal si estuvieras del otro lado del banco dando clase?
¿Qué tal si tuvieras la posibilidad de tener la atención de 30 chicos? ¿Qué les dirías?

Vaya un saludo para todos los que trabajan en estas organizaciones y para quienes ya encontraron o buscan un sentido superior al trabajo que hacen, que enmarca el esfuerzo diario.
A los que no consiguen trabajo, ánimo y un abrazo.
A los que trabajan pero no tienen idea de por qué o para qué laburan, déjenle ese laburo a otro que pueda encontrarle un sentido, y encuentren el lugar que tienen que ocupar en el mundo. Los está esperando.

1 comentario:

  1. Gente como vos tiene la capacidad de ponernos en aprietos al dejarnos enfrente a esta preguntas tan verdaderas y que nos cuestionan no lo que hacemos sino lo que somos.
    Gracias

    ResponderEliminar